fbpx

Autor de este post: Nicolas Cortes

Tiempo de lectura: 5 minutos

¿Qué es el clima organizacional?

En este artículo conocerás más de que se trata el clima organizacional. El clima organizacional es una forma de conocer mejor a tus trabajadores. De hecho, los especialistas de recursos humanos hacen una clara distinción entre cultura y clima organizacional. Por ello, las políticas o acciones enmarcadas en este último concepto, lograrían conocer de forma más profunda a los trabajadores. No obstante,  ¿cómo podemos introducirnos de mejor manera en este concepto?, ¿Qué practicas deben incluir y cómo puede influir en la relación entre organización-trabajador? En el siguiente artículo de GeoVictoria Times queremos despejar todas las dudas. A continuación, te presentaremos un alcance de que significa e implica el clima organizacional.

Clima organizacional: una definición

El sitio web CQ NetC, recopiló una serie de definiciones en torno al clima organizacional. A continuación, te presentamos la siguiente definición:

“El clima organizacional es un constructo que refiere al significado asociado a las políticas, prácticas y medidas de una organización. Serán todas aquellas que están asociadas con la experiencia del empleado (Schneider et al., 2013)”.

Desde este portal, rescatan que el concepto tiene mucho en común con la cultura organizacional. Sin embargo, el concepto “denota el significado compartido unido a las creencias, suposiciones y valores asociados. Por ello, todo ello estará relacionado con el trabajo y las normas que guían el comportamiento dentro de la organización”. De hecho, de este mismo portal apuntan a que el clima organizacional ayuda en a medir percepciones de los trabajadores.  Las acciones enmarcadas en este concepto, dan una retroalimentación hacia una política específica y medible. “Esta es la razón por la que los investigadores se enfocan en diferentes niveles de la organización al determinar el clima”, afirman en CQ NetC.

¿Cómo medir el clima organizacional?

De acuerdo con Forbes, el clima organizacional tiene mediciones cuantitativas y tangibles. ¿Cómo se puede medir esto? Aquí te proponemos cuatro herramientas:
  • Entrevistas a los líderes de la organización. Ellos darán la “perspectiva aérea” de la empresa. Vale decir, cómo la perciben.
 
  • Grupos focales. Esto consiste en invitar a un grupo de colaboradores de distintas áreas de un nivel jerárquico similar. Por tanto, los participantes puedan hablar sobre cómo perciben cotidianamente el clima organizacional en la empresa. De hecho, puede estar basado en ciertos factores. Algunos de ellos son el liderazgo, el reconocimiento, la retroalimentación, política de compensaciones, etc.
 
  • Encuesta de clima organizacional. Este va dirigido al grueso de la plantilla de trabajo en una organización. De acuerdo con este portal, se recomienda hacerlo entre una y dos veces al año. Esta herramienta permite saber “de forma confidencial y anónima cómo los trabajadores perciben el clima organizacional”.
 
  • Revisión de prácticas y procesos de las áreas que impactan al capital humano. En este punto se mide la efectividad de las prácticas y políticas de recursos humanos hacia los trabajadores. Vale decir, medir como es “nuestra práctica de compensación, retención, reconocimiento, promoción, contratación, etc.”
 

Dimensiones del clima organizacional: ¿Qué factores lo afecta?

De acuerdo con CQ NetQ, sugieren diez maneras de dar forma e influir en el clima organizacional.  A continuación, repasamos algunos de ellos son:
  • Liderazgo basado en valores.
  • Dar un ejemplos de comportamiento deseados.
  • Establecer expectativas claras.
  • Instituir directivas y prácticas alineadas.
  • Formando actividades de socialización. En especial en una modalidad de trabajo hibrido que genera la pandemia.
  • Proporcionar retroalimentación, coaching y soporte a los trabajadores.
  • Reconocer y recompensar el comportamiento que apoya los valores de la empresa.
  • Reconocer las diferencias individuales en los colaboradores.

¿Cómo mejorar el clima organizacional?

De acuerdo con Indeed, se puede mejorar el clima organizacional en el lugar de trabajo, sugiriendo estos pasos:
  1. Identificar el clima organizacional actual.
  2. Dar a conocer la misión, visión o valores de la empresa.
  3. Identificar los factores motivacionales.
  4. Mejorar la comprensión de la delegación de tareas.
  5. Impulsar la cooperación del equipo.
 

1. Identificar el clima organizacional actual

El primer paso siempre debe ser el diagnostico. Una forma de hacerlo es por medio de encuestas a trabajadores.  Es más, un estudio apropiado puede determinar qué factores están haciendo una contribución positiva. Algunas que considera Indeed son:
  • Claridad: Todos los miembros del equipo entienden sus expectativas.
  • Normas: Las metas establecidas por el líder son desafiantes y realistas.
  • Responsabilidad: Los miembros del equipo pueden completar tareas con una supervisión mínima.
  • Flexibilidad: Las reglas, procedimientos y políticas que sean razonables y necesarios.
  • Recompensas: Los miembros del equipo reciben incentivos y elogios adecuados por su desempeño y éxito.
  • Compromiso del equipo: Los líderes de equipo y los miembros tienen un sentido de orgullo en su trabajo y la organización.
Además de realizar una encuesta formal, también puede obtener comentarios reuniéndose con los miembros del equipo para discutir sus roles y cómo se sienten acerca de su posición en la organización.

2. Crear conciencia sobre la misión de la empresa

Una forma de ayudar a ello, es comprender la misión de la empresa. Así, podrás ayudar a los trabajadores a sentirse más involucrados en su trabajo. Por tanto, es primordial mantener la comunicación con su equipo respecto a los valores y dirección de la empresa. Para ello, asegúrate que tus trabajadores entiendan  dónde encajan sus propios esfuerzos en la misión general de la empresa.

3. Identificar los factores motivacionales

Cualquier trabajo requiere de un refuerzo positivo. Puedes mejorar el clima laboral al identificar y fortalecer estos elementos. Los factores que motivan al personal incluyen muchas variables. Algunos factores pueden ser: metas realistas, líneas de comunicación, estructura clara en el lugar de trabajo y lideres que valoren cualidades laborales. Implementar un sistema formal de recompensas puede motivar al personal. También lograrás recompensar al equipo según métricas de rendimiento medibles. Por ejemplo, un bono de pago al cumplir un objetivo de ventas específico.

4. Mejorar la comprensión de la delegación de tareas

La forma en que los trabajadores entienden el proceso de delegación influye en la percepción del clima organizacional. Por tanto, si requieres de una impresión positiva, el equipo debe saber las tareas de cada uno de los integrantes. Al aplicarse a la percepción de la delegación de tareas, puede aumentará la comprensión del equipo de los objetivos del lugar de trabajo. Para mejorar este factor del clima organizacional de su lugar de trabajo, puede evaluar las asignaciones de cada empleado y reasignar tareas cuando sea necesario para lograr el equilibrio.

5. Impulsar la cooperación del equipo

El compañerismo y la unidad son importantes para el éxito. De hecho, son partes vitales para establecer un buen clima organizacional. Para ello, utiliza metas claras y alcanzables. Así otorgarás al personal un montón de oportunidades para tener éxito como un equipo. Es importante dar retroalimentación consistente y significativa sobre los logros del grupo. Así, harás saber cuándo lo están haciendo bien.  Además, realizarás sugerencias constructivas para fomentar el trabajo en equipo.

Únete a nuestra conversación, te invitamos a compartir este artículo

Publicaciones Relacionadas