fbpx

Ley Sanna: lo que debes saber

Aquí podrás conocer todo sobre la ley sanna
La Ley Sanna es un seguro obligatorio para las madres y los padres trabajadores de niñas, niños y jóvenes. Este va dirigido a todos quienes tienen una condición grave de salud, para que puedan ausentarse justificadamente de su trabajo durante un tiempo determinado. El propósito es para que los padres y madres puedan cuidar a sus hijos. Para ello, irá recibiendo durante un subsidio que reemplace total o parcialmente su remuneración o renta mensual. 
También pueden acceder a este beneficio, las personas distintas al padre y a la madre. Vale decir, aquellas que tengan el cuidado personal de un niño, niña o jóvenes, según resolución judicial.
A continuación, te contaremos los principales alcances de la ley Sanna. Lo anterior es consultado a partir de la ley 21.063. Esta normativa, crea un seguro para el acompañamiento de niños y niñas que padezcan las enfermedades. Y modifica el código del trabajo para dar efecto a las disposiciones de esta ley.

¿Qué afecciones de salud contemplan este seguro?


  • El cáncer y los tratamientos destinados al alivio del dolor y cuidados paliativos por cáncer avanzado. Ello a partir del 1 febrero de 2018.
  • trasplante de órgano sólido y de progenitores hematopoyéticos. Desde el 1 de febrero de 2018. 
  • La fase o estado terminal de la vida, donde no es posible la recuperación de la salud. A partir del 1 de enero de 2020.
  • El accidente grave con riesgo de muerte o secuela funcional grave y permanente. Desde el 1 de diciembre de 202.

Importante consideración:


  • En los primeros tres casos, la cobertura será para niños, niñas y jóvenes mayores de un año y menores de 18 años. En tanto, que la cuarta condición se extiende solamente hasta los 15 años.
  • Las licencias médicas otorgadas por niños, niñas o jóvenes que superen los límites de edad señalados serán rechazadas por la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (COMPIN).

¿Qué trabajadores acceden a ley sanna?

a) Los trabajadores dependientes regidos por el Código del Trabajo.
b) Los funcionarios de los órganos de la Administración del Estado. Con exclusión de los funcionarios de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública sujetos al régimen previsional de las Cajas de Previsión de la Defensa Nacional y de Carabineros de Chile. Estarán sujetos también al Seguro los funcionarios del 
  • Congreso Nacional.
  • Poder Judicial.
  • Ministerio Público.
  • Tribunal Constitucional.
  • Servicio Electoral.
  • Justicia Electoral.
  • Tribunales especiales creados por ley.

c) Los trabajadores independientes.

¿Qué requisitos tiene acceder a este seguro?


a) Los trabajadores dependientes deberán tener una relación laboral vigente a la fecha de inicio de la licencia médica. Para ello, deben registrar ocho cotizaciones previsionales mensuales, continuas o discontinuas. Lo anterior, en los últimos veinticuatro meses anteriores a la fecha de inicio de la licencia médica. Las tres últimas cotizaciones más próximas al inicio de la licencia deberán ser continuas.
b) Los trabajadores a que se refiere el artículo 89 del decreto ley N° 3.500, de 1980, entenderán cumplidos los requisitos de acceso al seguro. Esto parte desde el día 1 de julio del año en que se pagaron las cotizaciones y hasta el día 30 de junio del año siguiente. 
Respecto de los otros trabajadores independientes deberán contar con doce cotizaciones previsionales mensuales. Sean continuas o discontinuas, en los últimos veinticuatro meses anteriores al inicio de la licencia médica. 
Las cinco últimas cotizaciones más próximas al inicio de la licencia deberán ser continuas. Además, estos trabajadores deberán encontrarse al día en el pago de las cotizaciones para pensiones y salud. La cotización incluye el pago del seguro de la ley N° 16.744 y ley Sanna. 
c) Contar con una licencia médica emitida de conformidad a lo establecido en el artículo 13. Junto con los demás documentos y certificaciones que correspondan.

¿Cuáles son las condiciones de acceso según la enfermedad del niño o niña? 


Cáncer:


  • Licencia médica emitida por el médico tratante.
  • Informe complementario elaborado por el o la médico tratante. Allí se debe indicar la la patología. Para ello, es necesario que se certifique alguna de las siguientes hipótesis: 

  • Sospecha. 
  • Confirmación diagnóstica.
  • Tratamiento. 
  • Seguimiento.
  • Recidiva (repetición de una enfermedad poco después de terminada la convalecencia). 

No se exige formar parte del GES a los y las causantes mayores de 15 y menores de 18 años. 

Trasplante de órgano sólido:


  • Licencia médica e informe complementario emitido por el o la médico tratante, con el propósito de certificar que se efectuó el trasplante.
  • Certificado emitido por la Coordinadora Nacional de Trasplante. Así se acredita que el o la beneficiaria se encuentra inscrito en el registro nacional de potenciales receptores de órganos. El registro está a cargo del Instituto de Salud Pública (ISP), priorizado como urgencia médica. 

Fase o estado terminal de la vida:


  • Licencia médica emitida por el o la médico tratante.
  • Informe complementario elaborado por el o la médico tratante. Allí se debe acreditar  que no existe recuperación de la salud del niño o la niña. Pues se encuentra determinada por la muerte eminente.
  • Informe escrito redactado por el director del área médica del prestador institucional de salud respectivo. 

Accidente grave con riesgo de muerte o de secuela funcional grave y permanente:


  • Licencia médica emitida por el o la médico tratante.
  • Informe complementario elaborado por el o la médico tratante. En el, se debe acreditar que el niño o la niña se encuentra afectado por un cuadro clínico severo derivado de un accidente grave. Por tanto, ese cuadro clínico implica algún riesgo vital o secuela funcional severa y permanente. Como consecuencia, requiere rehabilitación intensiva para su recuperación.

Adicionalmente, debe señalar que el niño o la niña se encuentra hospitalizado o en el domicilio con cuidados especializados.

¿Cómo se financia el seguro de la ley SANNA?

a) Con una cotización mensual de un 0,03% de las remuneraciones o rentas imponibles de los trabajadores dependientes e independientes. Esto viene de cargo del empleador o de estos últimos, establecida en el artículo 3 de la ley N° 21.010.
b) Con la cotización para este Seguro que proceda durante los períodos en que el trabajador o la trabajadora esté haciendo uso de él. Además de los períodos de incapacidad laboral temporal de origen común, maternal o de la ley N° 16.744, de cargo del empleador.
c) Con el producto de las multas, reajustes e intereses que se apliquen en conformidad a la ley N° 17.322.
d) Con las utilidades o rentas que produzca la inversión de los recursos anteriores.

Publicaciones Relacionadas

¡Cotice por Whatsapp aquí!