Registro obligatorio de jornada. Ejemplo de mecanismo para fichar en el trabajo

El registro obligatorio de la jornada laboral inició el domingo 12 de mayo. Ahora, las empresas de España deben registrar obligatoriamente la jornada laboral de sus trabajadores. Esta nueva medida viene del del Real Decreto-ley 8/2019. Promulgada el 8 de marzo, son parte de las medidas urgentes de protección social. También como un método de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

Desde ese día, todas las empresas del país deben tener un registro obligatorio de jornada laboral.

El 12 de mayo de este año fue el plazo final para adaptar la norma. La obligatoriedad de fichar en el trabajo, conllevó a una serie de preguntas de los empleadores, trabajadores y organizaciones sindicales. Este reglamento, apunta a varias aspectos: control de horas extras y  transparentar cuantas horas trabajan las personas en labores precarizados. Lo anterior a raíz de los trabajos con bajos sueldos y sin seguridad social.

¿Cuáles fueron las causas para establecer un control de horas y una nueva ley?

Según la Inspección de Trabajo y Seguridad Social un 35% de las denuncias por incumplimiento en relaciones laborales, fue por el tiempo de trabajo. Además, de acuerdo la Encuesta de Población Activa, en el cuarto trimestre de 2018, más del 50% de los asalariados declararon tener jornadas semanales superiores a las 40 horas (que es el máximo permitido).

A portando a los datos, cada semana de 2018 se realizaron 6,4 millones de horas extraordinarias en España. A diferencia del año 2017, que fueron una media de 5,8 millones de horas extraordinarias. Del 48% de los trabajadores que las realizaron, no les remuneraban ni cotizaban esas horas a su Seguridad Social. Al incluir los trabajadores a tiempo parcial, ellos declararon, que la jornada de trabajo efectiva no se correspondía con la declarada.

Por último, el registro obligatorio de jornada laboral significa para los trabajos con bajos salarios una corrección en su situación de precariedad. Según la misma encuesta el cuarto trimestre de 2018, más de un 26% de las horas extraordinarias no pagadas se realizaron en comercio (15,2% del total) y hostelería (10,9% del total). En España, estos sectores están caracterizados por los bajos salarios y la precariedad laboral.

¿Para qué tipo de trabajadores, sectores profesionales y empresas es el registro de jornada laboral?

El apartado 9 del art. 34 del Estatuto de los Trabajadores (ET), establece los alcances del registro de jornada laboral. Este se aplica a todo tipo de trabajadores y empresas. El ministerio de Trabajo difundió una guía con alguna de las condiciones. La principal: todas las empresas cualesquiera sea su tamaño u organización, tienen la obligación de aplicar el registro horarios.

La guía precisa que todos aquellos que no presten laboralmente en el centro de trabajo, se obliga a registrar la jornada. Vale decir, los trabajadores “móviles”, comerciales, temporales, trabajadores a distancia o cualesquiera otras situaciones.

Hay relaciones laborales con carácter especial. Un ejemplo, es el personal de alta dirección con un régimen de libre disponibilidad del tiempo de trabajo. Este igual debe ser objeto de registro de jornada laboral diaria. También el caso de quienes trabajan en flexibilidad horaria o por teletrabajo.

Para ellos “el registro diario de jornada no constituye impedimento alguno a su continuidad o ampliación”, dice la guía. Misma situación repercute a trabajadores móviles (transportistas por carretera), trabajadores de la marina mercante y trabajadores que realizan servicios de interoperabilidad transfronteriza en el transporte ferroviario.

¿Qué significa “registrar obligatoriamente” la jornada laboral?

En la guía que elaboró el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social se recogen criterios. Estos, a mero título informativo, en relación con este deber formal que las empresas deben tener frente a los trabajadores.

En el apartado 9 del artículo 34 del ET se prevé la obligación formal del registro diario de la jornada de trabajo. Esto significa que el registro, debe tener por mención legal el horario de inicio y finalización de la jornada de trabajo. A su vez, es conveniente que igual se registre las pausas diarias obligatorias legales o convenidas entre empresa y trabajadores.

¿Por qué es importante el registro obligatorio de la jornada laboral?

Hacer el registro obligatorio de la jornada laboral es importante para cumplir con:

  • El pago de los sueldos de los trabajadores.
  • Controlar las horas de trabajo extraordinarias de la jornada laboral.
  • Garantía de abono y cotización de las horas extraordinarias no compensadas con
  • descansos equivalentes.
  • Evitar las sanciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

El inspector de trabajo Miguel Martínez, declaró que las empresas pueden tener infracciones, desde graves por el incumplimiento de la obligación del registro de la jornada. También por la falta de comunicación con los representantes legales de los trabajadores. Esto ha sido un problema para los Inspectores en su discrecionalidad.  “El legislador ha dejado la puerta abierta para que se adapte a los diferentes casos que se pueden dar», señaló.

Para la abogada Anne Ginés, en conversación con America Economica, “esta medida debe tomarse como una oportunidad para mejorar la efectividad y productividad de los trabajadores. Permitirá ofrecer a las empresas información sobre el tiempo en el que sus trabajadores cumplen con sus objetivos. En su caso, (también) introducir los cambios que sean necesarios”, declaró.

¿Cómo hacer el registro obligatorio de la jornada laboral?

Existen múltiples aplicaciones para fichar en el trabajo, de acuerdo con las necesidades de las empresas. A pesar de que el Real Decreto-Ley sea amplísimo en los métodos propuestos. Por ello, el ministerio llama a la autorregulación, mediante la negociación colectiva o el acuerdo de empresa para establecer el mecanismo de registro de jornada.

Según la guía elaborada por el ministerio, “será válido cualquier sistema o medio, en soporte papel o telemático, apto para cumplir el objetivo legal. Esto es, proporcionar información fiable, inmodificable y no manipulable a posteriori, ya sea por el empresario o por el propio trabajador.”

Agrega que, “para ello, la información de la jornada debe documentarse en algún tipo de instrumento escrito o digital, o sistemas mixtos, en su caso, que garanticen la trazabilidad y rastreo fidedigno e invariable de la jornada diaria una vez de registrada”.

En este escenario, hay múltiples soluciones para el registro obligatorio de la jornada. Desde relojes-controles en los puestos de las empresas, con reconocimiento biométrico facial o dactilar. Uso de teléfonos de redes fijas o móviles, aplicaciones para móviles, entre otros. Todas estas, están en línea con la normativa actual.

Como ya indicó la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, ya están fiscalizando. Por ello, ya es necesario que empleador y trabajador, lleguen a un acuerdo para registrar la jornada laboral cumpliendo con la reglamentación.