Jóvenes trabajadores en un local de comida rápida. Este es el tipo de trabajos que ahora tendrá una jornada parcial compatible con sus estudios de educación superior.

El pasado viernes 26 de julio se promulgó la ley que establece una jornada parcial para estudiantes trabajadores. Esta nueva ley establece una jornada parcial alternativa para estudiantes entre 18 y 24 años. La jornada laboral de estudiantes trabajadores se aprobó con 132 votos a favor y dos abstenciones por la Cámara de Diputados.

El ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, declaró que “esta iniciativa señala que ningún joven estudiante trabajador perderá beneficios sociales ni estudiantiles”. La ley de jornada parcial alternativa de estudiantes trabajadores logra formalizar el trabajo. “Hoy apenas el 9% de los jóvenes chilenos estudia y trabaja. Cerca de la mitad lo hace de manera informal”, afirmó el ministro Monckeberg.

Este estatuto laboral para jóvenes pretende que ellos trabajen y no perder beneficios sociales al estudiar en los institutos de educación superior. Sin embargo, ¿qué implica esto?, ¿de qué trata una jornada parcial? Aquí revisaremos la ley y te daremos respuestas.

¿Cómo certificar que son estudiantes trabajadores para la nueva ley?

En primer lugar, según la nueva ley en el Artículo 40 bis. E. en la letra A, se entiende como estudiante trabajador a:

“[…] toda persona que tenga entre 18 y 24 años de edad inclusive, que se encuentre cursando estudios regulares o en proceso de titulación en una institución de educación superior”.

Para mantener la relación contractual, en la letra B del artículo se especifica que: “La calidad de alumno regular o en proceso de titulación deberá acreditarse dentro del plazo para el contrato de trabajo”. Este deberá ser emitido por la institución educacional respectiva y se adjuntará al contrato.

En caso de que el estudiante trabajador deje de tener la calidad de estudiante, deberá informarlo a su empleador. Posterior a ello, el estudiante será un trabajador más y se regirá por el reglamento del Código del Trabajo.

¿Qué normas del trabajador común mantiene?

El trabajador estudiante accede a lo dispuesto en la ley n°16.744 respecto a accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Vale decir que si presenta un accidente de trabajo cuando esté en trayecto directo, de ida o regreso, entre la institución de educación superior y el lugar de trabajo.

En el área de seguros de salud y cotizaciones, los trabajadores estudiantes que sean beneficiarios del régimen de prestaciones de salud podrán adquirir la calidad de cotizantes. Esto implica que el empleador deberá “enterar las cotizaciones de salud del estudiante trabajador conforme a las reglas generales”.

Si el estudiante trabajador sigue siendo carga en algún Seguro de salud, el empleador debe enterar las cotizaciones a esa institución. De esta forma, “la institución de salud previsional deberá reconocer y mantener la calidad de beneficiario con aporte del estudiante trabajador”.

¿Mantiene sus beneficios sociales en las instituciones de educación superior?

Los orígenes de esta ley están precisamente en ello. Según el Artículo 2 de ley que establece una jornada parcial alternativa para estudiantes trabajadores, dice lo siguiente:

“Los estudiantes trabajadores contratados bajo las normas establecidas en el artículo 40 bis E del Código del Trabajo mantendrán su calidad de causantes de asignación familiar.”

En suma, hasta la edad de 24 años, las asignaciones familiares pueden ser pagadas. Por tanto, no perderá su condición de carga.

Respecto al tema de las remuneraciones, estás ya no serán impedimento para acceder a becas o créditos. Según el Artículo 3 de esta nueva ley, todas las remuneraciones que reciba el estudiante trabajador:

“[…] No se considerarán como renta para determinar su condición socioeconómica o la de su grupo familiar. Esto para el acceso al Fondo Solidario, créditos fiscal universitario, con garantía del Estado o gratuidad”.

¿Cómo se administra la jornada laboral ordinaria para los estudiantes trabajadores?

Según el ministro del Trabajo: “la única diferencia con un contrato normal, es que son contratos con un máximo de 30 horas a la semana, porque uno asume que el joven está estudiando”.

La ley garantiza que tratándose de estudiantes trabajadores, la jornada laboral ordinaria diaria será continua. Vale decir, no se podrá trabajar un poco de horas al principio y otras al final. En el contrato, las partes podrán optar solo una interrupción diaria la que no afectará la colación. Esta interrupción “deberá ser concordante con el horario académico lectivo vigente del estudiante. Se justificará anexando éste en el respectivo contrato de trabajo”.

Respecto a las horas de trabajo, entre inicio y término de jornada diaria, no podrán transcurrir más de 12 horas en los periodos trabajados. Esto tanto en jornada ordinaria como extraordinaria. También la ley específica que “las horas efectivamente trabajadas no podrán ser superiores a diez horas diarias”.

En caso de que el estudiante trabajador que, si o si debe rendir un examen justo en su jornada ordinaria de trabajo, hay una solución. El estudiante trabajador tendrá derecho a pedir un permiso sin goce de remuneración. Para hacerlo, debe informar al empleador por escrito con 7 días de anticipación el permiso.

¿Qué sucede cuando los estudiantes trabajadores tiene vacaciones?

Por último, la ley otorga una serie de soluciones cuando el trabajador estudiante esté en receso por vacaciones académicas. Si sucede esto, se pueden adaptar el horario bajo estas tres alternativas:

“i. Mantener la prestación de servicios de acuerdo a las disposiciones del presente artículo.

ii. Suspender el contrato de trabajo. En este caso, se entenderá vigente la relación laboral, pero suspendida la obligación del trabajador de prestar servicios y la obligación del empleador de pagar cualquier remuneración que tenga su origen en el contrato de trabajo, salvo aquellas devengadas con anterioridad a la suspensión.

iii. Pactar una jornada de trabajo ordinaria.”

En el último caso, “la ley le permitirá que, durante ese tiempo, el trabajador estudiante trabaje hasta 45 horas máximo y que tenga un incremento en su remuneración”.

Para estos cambios normativos, existen sistemas que pueden gestionar asistencia independiente de las modificaciones existentes. Estas plataformas cargan turnos de acuerdo con las variaciones de jornadas ordinarias del trabajador estudiante. Además, logran reportar atrasos o incumplimientos de la ley. Para el trabajador estudiante, esto permitirá saber las horas de inicio y término de su jornada laboral.