Una pregunta frecuente que muchos de nuestros clientes se han hecho, es sobre cómo y dónde se almacena la asistencia (con su respectivo marcaje, hora entrada/salida, permisos especiales, licencias médicas, etc.) de sus trabajadores. Y es que, ¿cómo no preguntarse esto, si siempre nos dicen “no te preocupes, está en la nube”? Tranquilos, en esta oportunidad, les explicaremos en palabras de nuestro director de TI (tecnologías de la información) de GeoVictoria, Jorge Bossa, qué significa la nube de almacenamiento.

El sofisticado software de administración y gestión de asistencia tiene la capacidad de funcionar en tiempo real gracias a Microsoft Azure, una plataforma que mantiene una colección de servicios en la nube integrados que los desarrolladores y los profesionales de TI utilizan para crear, implementar y administrar aplicaciones, como es el mismo software de GeoVictoria. Por ello, según Jorge, “la nube se encuentra en los mismos servidores de Microsoft y si se detecta la vulnerabilidad, tenemos los parches antes que lo publiquen y esa es una de las gracias de la plataforma en cuanto a la seguridad”. En ese sentido, Jorge destaca la facilidad como también la seguridad que otorga Azure para el eficiente funcionamiento de GeoVictoria.

Sin embargo, entendemos que muchas personas duden de la fiabilidad de la nube; que depende de la conexión de internet, del funcionamiento de los servidores y un sinnúmero de más “peros”. En estricto rigor para Bossa, la nube no debería fallar y aunque existe una mínima posibilidad de ello, GeoVictoria siempre está preparado para que al cliente nunca le falle nada. “Podemos aceptar las llamadas telefónicas, si es por USB, la marca queda en el computador, aunque no tenga acceso a internet y si es por reloj control, queda ahí antes de subirse a la nube”, asegura Jorge.

Para finalizar, nuestro director de TI destaca que sea en los problemas y en las soluciones, el soporte de GeoVictoria, “quién le va a advertir de la forma correcta (desde el punto de vista de recursos humanos, como también de lo legal), lo que debe hacer”, pues no solo se adapta el sistema a las necesidades y los requerimientos de la empresa, sino que también los hace coincidir con la normativa actual, por lo que, el soporte no solo se caracteriza por atender tanto lo técnico como lo práctico, y allí “la nube” es la base de todo: lo guardas, lo ves y lo verificas en tiempo real.

Y ahora que lo tienes un poco más claro, ¿confías en la nube?