¿Qué son los datos biométricos?

datos biométricos
Los datos biométricos son fundamentales para la validación de la identidad de personas y autenticación de accesos.  El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), ya tiene una definición de ello.

Para la INAI, los datos biométricos “son las propiedades físicas, fisiológicas, de comportamiento o rasgos de la personalidad. Estas son atribuibles a una sola persona y que son medibles”. Por ejemplo: las huellas digitales, el rostro, la retina, el iris, la estructura de las venas de la mano. También puede ser la forma de las orejas, la piel y el ADN, entre otros.

A diferencia de una contraseña que puede ser cambiada por otra, la información biométrica no puede cambiarse. Por tanto, da acceso a la identidad exclusiva de una persona. Otorgar datos biométricos garantiza mejor seguridad, pero también mayor responsabilidad en su utilización.

En México existe un debate por la utilización de datos biométricos para la industria bancaria. Ello porque es uno de los países donde los documentos personales presentan mas robos.

Poca seguridad en robo de identidad y datos personales

El país está en el octavo lugar a nivel mundial en robo de identidad. La mayoría de los casos se dan por pérdida de documentos (67%), robo de carteras y portafolios (63%). Por último, por información robada directamente de la tarjeta bancaria (53%), según datos del Banco de México.

De hecho, según los datos de Condusef, más 40 mil 928 robos de identidad cibernética y tradicional ocurrieron en 2019. De ellos, se logró extraer 2 millones 216 mil pesos mexicanos.

¿Cómo son considerados los datos biométricos en la ley de México?

Es un dato personal todo dato biométrico recolectado, almacenado, comparado e interpretado en función de que identifica o hace identificable. Esto sea directa o indirectamente, a la persona física a la que corresponde el registro.
Todo dato personal está protegido por la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares (LFPDPPP). También la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados (LGPDPPSO).

Los datos biométricos se dividen en dos grupos, de acuerdo con las características individuales que registran:
Características físicas y fisiológicas

  • Huella dactilar.
  • Reconocimiento facial.
  • De iris.
  • Geometría de la mano.
  • De retina.
  • El reconocimiento vascular

Características del comportamiento y la personalidad

  • Reconocimiento de firma.
  • El de escritura.
  • Los reconocimientos de voz.
  • El reconocimiento de escritura de teclado.

¿Se puede negar el uso de tus atributos biométricos?

El robo de identidad en las instituciones financieras fomentó la adopción de datos biométricos para verificar a las personas. Desde el 2020, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), exige a los bancos capturar la huella dactilar. Será exigible para los usuarios que abran una cuenta o un crédito. La finalidad es dar más seguridad en las transacciones.

El objetivo de la medida es que pueda tenerse información biométrica de más de 120 millones de mexicanos en 2020. Así, se minimizarían los riesgos de suplantación de identidad. Sea si se produce por fraude o por errores administrativos.

No obstante, el según el sitio AltoNivel, de acuerdo con la abogada y periodista Surya Palacios, en México no existe ningún fundamento legal que te obligue a dar tus datos biométricos a cambio de un bien o servicio financiero. Por tanto, sugiere que al renovar la tarjeta puedes utilizar otras formas de probar tu identidad. Como la credencial de elector, tu pasaporte, tu licencia de conducir, y de ser posible hasta tu CURP y cédula profesional.

Nueva llamada a la acción

👋 ¡Únete a nuestra conversación!

Comparte el artículo y deja tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *