5 consejos para optimizar tu productividad laboral

En este artículo conocerás de qué se trata la productividad laboral en Perú
La productividad laboral es el valor de los bienes y servicios producidos en un período de tiempo, dividido por las horas de trabajo utilizadas para producirlos. La productividad laboral mide la producción producida por unidad de mano de obra, generalmente reportada como producción por hora trabajada o producción por persona empleada.
En la siguiente nota de GeoVictoria Blog conocerás más sobre que es la productividad laboral.

¿Qué es productividad laboral?

Según WallStreet Mojo, la productividad laboral es un concepto utilizado para medir la eficiencia del trabajador y se calcula como el valor de la producción producida por un trabajador por unidad de tiempo, como una hora.
Al comparar la productividad individual con el promedio, se puede identificar si un trabajador en particular está bajo rendimiento o no. También el concepto se puede utilizar a nivel nacional para calcular el PIB (Producto Interno Bruto) de un país.

Además, Investopedia puntualiza que cuando nos referimos a productividad laboral debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • La productividad laboral mide la producción por hora de trabajo.
  • La productividad laboral está impulsada en gran medida por la inversión en capital, el progreso tecnológico y el desarrollo de capital humano.
  • Las empresas y el gobierno pueden aumentar la productividad laboral de los trabajadores invirtiendo directamente o creando incentivos para el aumento de la tecnología y el capital humano o físico.

¿Cómo medir la productividad laboral?

La productividad laboral mide la eficiencia de las personas en un país u organización. Para calcularlo, se debe dividir el valor total de los bienes y servicios producidos por el número total de horas trabajadas.

Si se calcula la productividad de una organización, se considera que el valor total de los bienes y servicios es su valor monetario, es decir, la cantidad de bienes o servicios que pueden ser objeto de venta. Esta cantidad no equivale necesariamente al costo de los bienes vendidos. Pues una parte de la cantidad producida podría almacenarse en el inventario final, en lugar de venderse.

A continuación, te presentamos la fórmula más común para calcular la productividad laboral. Por ejemplo, en el caso de una empresa, el cálculo es:

Valor monetario de bienes y servicios producidos ÷ Número total de horas trabajadas = Productividad laboral

¿Cómo aumentar la productividad?

1. Evita hacer completamente responsable a los trabajadores

¿Acabas de descubrir que los colaboradores tienen baja productividad laboral en general? Quizás el primer instinto sería atribuirles una completa responsabilidad.

Hasta cierto punto, podrías tener razón. Seguramente, algunos trabajadores toman demasiados descansos. También aparecen demasiado tarde cada mañana o demuestran flojera. Por lo general, son la minoría.

Así que, en lugar de echar toda la culpa a sus trabajadores de nivel inferior, también debes a los equipos más directivos. En ellos verá si están desempeñando en la baja productividad laboral de su empresa.

2. Averigua porque los trabajadores pierdan el tiempo

En un mundo perfecto, todos los trabajadores estarían trabajando el tiempo que se estipula para ello. En teoría, este tipo de productividad te daría la mayor cantidad de ganancia.

Si eres capaz de animar a tus líderes y compañeros en mantener a sus equipos involucrados activamente en tareas, mejorará la productividad laboral en poco tiempo. Pero antes de que puedas hacerlo, necesitas tomarte un tiempo para averiguar: ¿Por qué se está desperdiciando tanto tiempo?, ¿Qué se puede hacer al respecto?

Una forma de medirlo objetivamente es por medio de plataformas de control de asistencia.

3. Establecer metas para los trabajadores: proporciona incentivos basados en el desempeño

¿Sospechas que la baja productividad de tu empresa podría estar directamente ligada a la falta de motivación? Si es así, establecer metas para tus trabajadores y ofrecerles incentivos basados en el rendimiento si alcanzan esos objetivos es una excelente idea.

Los objetivos hacen que la gente trabaje más duro. Asegúrate que las metas sean lo suficientemente realistas como para que los trabajadores lo logren. De lo contrario, podrían terminar teniendo un impacto negativo en su productividad laboral en lugar de uno positivo.

4. Administrar las horas extras efectivamente

Tal vez necesites que tus trabajadores realicen horas extraordinarias en ciertos trabajos. Le ayuda a completar trabajos más rápido y parece mejorar la productividad. No obstante, trabajar demasiadas horas extras puede tener un efecto adverso en muchas personas. Ello puede derivar en:

  • Fatiga excesiva
  • Aumento de las tasas de accidentes
  • Mayor rotación de trabajadores
  • Y más

Estas cosas podrían entorpecer su productividad laboral a largo plazo. Así que es mejor limitar el número de horas extras que ofrece a sus empleados. Planifica los proyectos de tus trabajadores con suficiente tiempo para completarlos durante el horario comercial normal. Apóyate en la tecnología para conocer mejor como se administran estas horas extras.

5. Formación continua de los trabajadores

Mantener a los trabajadores desafiados y comprometidos promoverá la productividad. La mejor opción para ayudar a cada trabajador a satisfacer su potencial es implementar un programa de capacitación y educación.
Con capacitaciones, ofrecerá a los empleados una mejor posición actual y eventualmente ascender.

Invertir en sus trabajadores es una inversión en el futuro de su empresa.

¿Cómo perjudica el estrés laboral en la productividad laboral?

Según el sitio Business, el estrés es un arma de doble filo. Puede ser beneficioso y también una desventaja. Especialmente cuando se trata de productividad laboral. El estrés puede tener un impacto significativo en tu bienestar físico y mental. En última instancia puede afectar tu productividad.

Estos son algunos de los signos de que el estrés está afectando negativamente la productividad laboral.

    • Falta de energía: Aunque se sabe que el estrés te da una explosión de adrenalina, después de la explosión inicial, se puede agotar rápidamente tu energía. Esto te deja emocional y físicamente agotado. La falta de energía física y mental puede impedirte dar lo mejor de ti. Ello tendrá impacto significativo en la productividad.
    • Falta de enfoque: Una buena producción requiere concentración, pero el estrés se apoderará de tu mente, lo que hace extremadamente difícil centrarte en la tarea en cuestión, porque estás más centrado en lo que causó tu estrés.
    • Preocupación constante: ¿Alguna vez has estado tan consumido por la preocupación por algo que puede suceder? El estrés tiene una manera de tomar tu tiempo para preocuparte por algo que puede o no suceder. Este es un tiempo perdido que podría haberse gastado en tareas más productivas.
    • Creatividad reducida: Estar estresado hace que tu mente deambule, impidiéndote encerrarte en nuevas ideas. Básicamente, limita tu capacidad para idear ideas creativas y nuevas.
    • Efectos negativos sobre la personalidad: El estrés no solo afecta tus emociones y habilidades físicas, sino que también afecta tu personalidad. Por ejemplo, puedes hablar mal a tus compañeros sin darte cuenta de que lo estás haciendo, o puedes enojarte y/o gritarle a los demás sin saber que lo estás haciendo.
Nueva llamada a la acción

👋 ¡Únete a nuestra conversación!

Comparte el artículo y deja tu opinión.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *